miércoles, 15 de enero de 2020

#EquilibrioOnOff NOOC INTEF "On/Off. Disfrutando en equilibrio todos tus entornos (1ª edición)"

NOOC  INTEF #EquilibrioOnOff "On/Off. Disfrutando en equilibrio todos tus entornos (1ª edición)"


El pasado 8 de enero comenzó el NOOC #EquilibrioOnOff de @educaINTEF en el que me inscribí para aprender 
1) a detectar qué alteraciones de conducta pueden derivarse del excesivo uso de la tecnología y 
2) a mantener (y promover) un equilibrio saludable entre las actividades digitales y desconectadas. 



El reto que hemos de superar para obtener la insignia digital consiste en completar el siguiente proceso:

1: ESTIMAR 

  1. ¿Cuántas veces diarias accedes a tu dispositivo móvil?
  2. ¿Cuánto tiempo dedicas en conjunto a Twitter, Facebook e Instagram? 
  3. ¿Cuánto tiempo dedicas a las redes sociales de mensajería instantánea?
  4. ¿Cuántas notificaciones recibes al día?
  5. ¿Cuánto tiempo dedicas a ver televisión y/o plataformas de streaming?
  6. ¿Cuánto tiempo dedicas a estar pendiente de la actualidad (ver el periódico, leer blogs…)?
  7. ¿Cuánto tiempo dedicas a jugar a videojuegos?
  8. ¿Cuánto tiempo dedicas a las pantallas sin contar el tiempo de trabajo? ¿Y en total?
  9. ¿Comes delante de pantallas?
  10. ¿Interrumpen las pantallas tus relaciones? Es decir, mientras conversas o estás con amigos o tu familia ¿utilizas tus dispositivos?
  11. ¿Interrumpes tu trabajo para contestar notificaciones, consultar redes sociales u otras páginas no relacionadas con lo que estás haciendo?
  12. ¿Tienes alguna actividad de ocio no mediada por pantallas?
  13. ¿Pasas algún rato sin hacer nada (de nada)?

2: MONITORIZAR

En esta fase he tenido que hacer una especie de “diario” para recoger la mayor cantidad de información posible referente a: cuándo, cuánto tiempo, qué aplicaciones, para qué… uso mis dispositivos.
He usado la aplicación IOS "Tiempo de Uso", activando la opción Compartir entre dispositivos para tener una visión más exacta y precisa de cómo, cuándo, por qué y para qué uso mis dispositivos.

En la siguiente fase del proceso se pueden ver los resultados.

3: REFLEXIÓN Y EVALUACIÓN 

En esta fase procede, por una parte,  comparar la estimación que hice en el paso 1) con la realidad medida en el paso 2) y relacionarlas con el contexto, la situación y las personas que me acompañaban y, a continuación, evaluar los elementos que analizados conforme a dos criterios:
    • ¿Estimación y datos observados difieren? 
    • ¿El tiempo dedicado y su distribución es adecuado?
En la siguiente tabla se puede comparar la estimación de uso de dispositivos que hice y los datos reales procedentes de la medición subsiguiente.



1.- ¿Cuántas veces diarias accedes a tu dispositivo móvil? Yo había estimado unas 50 veces al día y sorprendentemente, sólo accedo 37 veces. Aún así me siguen pareciendo demasiadas. No he calculado el tiempo que empleo sumando cada vez que accedo al móvil, pero es claramente mucho y una costumbre preocupante. 


2.- ¿Cuánto tiempo dedicas en conjunto a Twitter, Facebook e Instagram? Con respecto al uso de Redes Sociales, la discrepancia de entre lo estimado y lo observado arroja un balance a mi favor, al haber accedido bastante menos de lo estimado. La realidad es que mi uso de Facebook e Instagram es muy escaso. Ultimamente accedo mucho más a twitter, especialmente durante los NOOCS y MOOCS. En este caso, no veo demasiado peligro en el uso que hago de las RRSS. No me considero "enganchado". Por lo tanto, lo considero adecuado y bien empleado.


3.- ¿Cuánto tiempo dedicas a las redes sociales de mensajería instantánea? Otra sorpresa agradable: pensaba que pasaba demasiado tiempo consultando Whatsapp. Sin embargo, la realidad parece ser otra muy distinta. Puede deberse a haber silenciado recientemente todos los grupos de los que soy miembro. La verdad es que paso bastante de los grupos a los que pertenezco. La mayoría de los mensajes contienen videos y fotos que se reenvían de unos grupos a otros. Visto uno, vistos todos. No considero que pierda demasiado tiempo en esto, como demuestra la medición.


4.- ¿Cuántas notificaciones recibes al día? En este caso mi estimación estuvo bastante próxima a los datos reales. Pienso, no obstante, que son demasiadas. He de averiguar la forma de reducir el número. Además, son sumamente molestas cuando tienes el smartphone vinculado a un reloj que reproduce este elevado número de avisos. Tengo que tomar algún tipo de medida al respecto, como -por ejemplo- revisar la gestión de las notificaciones en mis dispositivos. He de dejar sólo las imprescindibles.


5.- ¿Cuánto tiempo dedicas a ver televisión y/o plataformas de streaming? Inocentemente  pensaba que pasaba mucho menos tiempo ante la tele o viendo vídeos en streaming ya que en casa la tele es prácticamente un dispositivo que sólo usan las más pequeños. Honestamente, he de reconocer que durante las comidas veo los programas que ellos ven -no siendo mis favoritos-, lo que puede ascender a cerca de una hora al día. Además de ese tiempo de uso, suelo ver alguna peli o serie en alguna de las plataformas al efecto durante al menos 30 ó 45 minutos al día, normalmente después de la cena. No me parece una cantidad de tiempo exagerada. 


6.- ¿Cuánto tiempo dedicas a estar pendiente de la actualidad (ver el periódico, leer blogs…)? No hay discrepancia. Es lo previsto. Suelo informarme a través de programas de radio. Para mí, es lo más apropiado. Aunque quizá me esté perdiendo algo, no padezco FOMO.


7.- ¿Cuánto tiempo dedicas a jugar a videojuegos? Fácil, nunca me han gustado los videojuegos y por consiguiente, no los he jugado nunca. A lo más, juego alguna partida de Sudoku durante unos minutos. Me parece correcto el uso que hago de mis dispositivos es este aspecto.


8.- ¿Cuánto tiempo dedicas a las pantallas sin contar el tiempo de trabajo? ¿Y en total? He aquí una llamativa y trágica  diferencia. Pensaba que mi uso de dispositivos fuera de trabajo no superaría las dos horas. La realidad ha demostrado que los he usado durante casi 3 horas. Pienso que ello es debido a lo comentado en el punto 5.- . Peor incluso es el dato que incluye el uso de pantallas durante las horas de trabajo. No obstante, pienso que esta medición es excepcional ya que responde a la carga de trabajo burocrático a la que tuve que hacer el día en que realicé la medición, algo que afortunadamente no es habitual. La cantidad de tiempo arrojada por la medición es claramente aberrante. Debo intentar evitar que no se repita.


9.- ¿Comes delante de pantallas? Aquí no ha habido diferencia entre lo estimado y lo medido. En familia, solemos almorzar y cenar viendo la tele, especialmente programas infantiles. Eso sí, hemos adoptado la norma de que durante las comidas no se pueden usar tablets o móviles. No me parece una conducta saludable. Me gustaría que el tiempo en familia durante las comidas o las sobremesas estuvieran exentos de pantallas. Hemos de hablarlo y tomar algún tipo de medidas, como podría ser almorzar en otra mesa que no está delante de la tele para facilitar la comunicación en familia, o proponer algún/algunos días a la semana "sin pantallas" para disfrutar de la conversación.


10.- ¿Interrumpen las pantallas tus relaciones? Es decir, mientras conversas o estás con amigos o tu familia ¿utilizas tus dispositivos? Otro disgusto: yo pensaba que no hacía estas cosas porque me parecen muy poco corteses. Las hago y debo intentar corregir este aspecto. 


11.- ¿Interrumpes tu trabajo para contestar notificaciones, consultar redes sociales u otras páginas no relacionadas con lo que estás haciendo? He detectado que me pongo recordatorios para hacer ciertas gestiones durante las horas de trabajo. He de modificar esta conducta. Ya he hablado de este aspecto en el punto 4.-. No me parece correcto y he de intentar corregirlo.


12.- ¿Tienes alguna actividad de ocio no mediada por pantallas? Suelo hacer deporte casi todos los días y lo consideraba exento de pantalla. La realidad es que utilizo aplicaciones par gestionar estas actividades y smartwatches para monitorizarlas. Sin embargo, no me parece que en este aspecto haga un uso inadecuado de mis dispositivos.


13.- ¿Pasas algún rato sin hacer nada (de nada)? Ya sabía yo que no. No han habido sorpresas. Antes de la llegada de los móviles, solía disfrutar de ratos de meditación o de tiempo a solas viendo la vida pasar y pensando en mis cosas. Echo de menos esos momentos. Me propongo retomarlos.

4: MEDIDAS Y CONCLUSIÓN 

Teniendo en cuenta la evaluación que he llevado a cabo en el paso anterior, me propongo poner en práctica las siguientes medidas para mejorar el equilibrio entre las actividades digitales y desconectadas.

1.- ¿Cuántas veces diarias accedes a tu dispositivo móvil?  Revisar la configuración de notificaciones.


2.- ¿Cuánto tiempo dedicas en conjunto a Twitter, Facebook e Instagram? Ninguna.


3.- ¿Cuánto tiempo dedicas a las redes sociales de mensajería instantánea? Ninguna.


4.- ¿Cuántas notificaciones recibes al día? Tengo que revisar la gestión de las notificaciones en mis dispositivos. He de dejar sólo las imprescindibles.


5.- ¿Cuánto tiempo dedicas a ver televisión y/o plataformas de streaming?  Ninguna.


6.- ¿Cuánto tiempo dedicas a estar pendiente de la actualidad (ver el periódico, leer blogs…)? Ninguna


7.- ¿Cuánto tiempo dedicas a jugar a videojuegos? Ninguna.


8.- ¿Cuánto tiempo dedicas a las pantallas sin contar el tiempo de trabajo? ¿Y en total? Establecer límites de tiempo para el trabajo en el ordenador. Plantear un máximo de dos horas seguidas y a continuación una actividad libre de pantallas.


9.- ¿Comes delante de pantallas? Intentar cambiar algunas costumbres: almorzar en otra mesa que no está delante de la tele para facilitar la comunicación en familia, o proponer algún/algunos días a la semana "sin pantallas" para disfrutar de la conversación.


10.- ¿Interrumpen las pantallas tus relaciones? Dejar el teléfono junto con las llaves y la cartera cuando esté en casa.


11.- ¿Interrumpes tu trabajo para contestar notificaciones, consultar redes sociales u otras páginas no relacionadas con lo que estás haciendo? Revisar la configuración de notificaciones.


12.- ¿Tienes alguna actividad de ocio no mediada por pantallas? Ninguna.



13.- ¿Pasas algún rato sin hacer nada (de nada)? Retomar los ratos de meditación o de tiempo a solas viendo la vida pasar y pensando en mis cosas.







Como conclusión me gustaría añadir que participar en este NOOC me ha ayudado a tomar conciencia del uso que hago de los dispositivos móviles, que en algunos aspectos se aparta de lo que yo estimaba antes de realizar una medición objetiva. Procede tomar medidas para evitar que las tendencias negativas se afiancen y para promover aquellas que han tenido un signo positivo.

Ha sido un NOOC muy enriquecedor, en el que hemos tratado temas tan controvertidos como la disponibilidad 24/7, el FOMO (fear of missing out), la desconexión laboral, el phubbing, el sharenting, la relación entre las pantallas y la obesidad y la costumbre de comer delante de una pantalla. Además, hemos podido conocer herramientas para monitorizar el uso que hacemos de nuestros dispositivos y limitar el tiempo de conexión a RRSS o la entrada de correos electrónico, entre otros.

Para terminar, reconocer y agradecer la guía experta de @emebrea durante estos días, especialmente en el evento en directo del pasado 13/01/2020.

LAST POST ADDED

NOOC  INTEF #EquilibrioOnOff  "On/Off. Disfrutando en equilibrio todos tus entornos (1ª edición)" El pasado 8 de ene...